martes, 27 de agosto de 2013

El Desheredamiento


El testador por voluntad propia puede al momento de elaborar su testamento, acudir a la figura del desheredamiento, contemplado en el código civil, donde se especifican las causales de manera taxativa, para castigar a un legitimario total o parcialmente de la parte que le correspondería en la herencia, por un hecho o evento perpetrado en contra de la persona del causante o sus parientes más cercanos o bienes.

Para que el desheredamiento tenga validez debe estar demostrada la causal en la que incurrió el desheredado;  indicar en el testamento la causal invocada, y, por último, una vez fallecido el testador, si no se probó la causal invocada, las personas interesadas podrán demostrarla y hacerla valer, aportando las piezas procesales en las que aparezca probada la causal de desheredamiento.

Es de aclarar que el testador tiene la potestad de revocar total o parcialmente  el desheredamiento, pero cuando lo haga, debe invalidar su decisión anterior por medio de otro testamento, ya que no solo vale la intención o la reconciliación.

Por último, el desheredamiento solo recae sobre los legitimarios, por lo que esta disposición no afecta al cónyuge sobreviviente, ya que éste solo puede perder su porción conyugal por causas legales, independiente de la disposición del testador.


Si requiere más información de este y otros temas sobre la sucesión, testamentos y herencias, solicite asesoría jurídica en nuestro chat de ayuda en línea en www.gestionlegalcolombia.com